Melchior fija para 2012 el inicio de las obras del tren del Sur

0
1450

 

 


El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, anunció este lunes que en 2012 empezarán las obras de construcción del tren que unirá la capital de la isla con el sur, gracias al compromiso del Ministerio de Fomento de financiar el 70 por ciento del coste total, que asciende a 2.100 millones de euros.

Melchior afirmó en rueda de prensa que este compromiso político de financiación estatal de las obras está previsto en el acuerdo entre CC y PSOE para la aprobación de los presupuestos generales del Estado, e incluye también la ejecución del tren de Gran Canaria.

El compromiso político se sustanciará en un convenio que se firmará en el primer semestre de 2011, por el que el Ministerio de Fomento financiará el 70 por ciento de coste de las obras en un plazo máximo de 30 años a partir de 2015. El resto del coste se financiará con los ingresos de explotación.

Con este compromiso, el Cabildo anunció que las obras se iniciarán en 2012 y el tren del sur estará operativo en 2018. Para conseguirlo, se constituirá una sociedad mixta con capital público y privado, o se convertirá la actual Metropolitano de Tenerife, que explota el tranvía, en un ente empresarial, aunque el modelo definitivo está por definir.

Esta sociedad conseguirá de entidades financieras los créditos necesarios para la construcción, que se irán devolviendo conforme el Estado libre los pagos comprometidos en un máximo de 30 años a partir de 2015.

La aportación del Cabildo será cero, puesto que tanto el coste de la inversión como los gastos financieros correrán a cargo del Estado, dijo Melchior.

El tren del Norte, a partir de 2014

El consejero de Economía y Competitividad del Cabildo, Carlos Alonso, anunció que la intención de la corporación es proceder con este mismo sistema a la ejecución del tren del norte, cuyos trabajos empezarían en 2014.

El tren del sur está actualmente en la primera fase, que va de 2009 a 2011, y que incluye tanto la redacción del proyecto como las expropiaciones, para lo que en los presupuestos del Estado se han incluido partidas por 23 millones en los tres ejercicios.

Carlos Alonso consideró que los recursos del grupo ecologista Ben Magec contra el tren del sur no prosperarán y anunció que el Cabildo cuenta con «un plan A, un plan B y un plan C».

Durante el periodo de construcción del tren del sur, entre 2012 y 2018, se movilizarán recursos de 300 millones de euros anuales, una cantidad equivalente a la que se invierte con cargo al convenio de carreteras en todo el archipiélago.

Eso permitirá generar unos 3.500 empleos directos e indirectos, especialmente en el sector de la construcción, según los cálculos del Cabildo. El presidente del Cabildo tinerfeño calculó que entre las líneas ferroviarias del sur y del norte, el Estado invertirá unos 3.000 millones de euros en un plazo máximo de 30 años en Tenerife, un dinero que «si no viene para el tren, no viene para otra cosa».

Subrayó que este compromiso inversor obedece al acuerdo presupuestario entre CC y PSOE. El que el Estado haya diferido la financiación hasta 2015 permitirá al Gobierno central cumplir su compromiso de reducción del déficit público a corto plazo, indicó el Cabildo.