Hacienda recauda 4.000 millones con el alza del IRPF y el IVA

0
1419
Las subidas de impuestos puestas en marcha por el Gobierno este año —supresión de los 400 euros en el IRPF, elevación de los tributos al ahorro y alza del IVA— empiezan a tener su efecto en la recaudación, provocando un ligero alivio en las arcas públicas. Hasta septiembre, Hacienda ha recaudado 4.000 millones con estos incrementos fiscales, de los que 630 millones se explican por la subida de los tipos del IVA que entró en vigor el pasado mes de julio, según explicó ayer Carlos Ocaña, secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos.

En total, en los nueve primeros meses del año los ingresos estatales crecieron un 32,7%, lo que unido a un ligero descenso del gasto —del 2,2%— por las medidas de ajuste, explica que el déficit del Estado se haya reducido un 42% en el periodo, hasta situarse en 36.363 millones de euros, un 3,45% del PIB. Pero el incremento de los ingresos no se explica únicamente por la subida de impuestos. De hecho el tributo cuya recaudación crece más es el IVA, y no solo por la subida de tipos, sino fundamentalmente por los cambios en los plazos de las devoluciones. De hecho, hasta septiembre se recaudaron por este impuesto 37.410 millones, 4.000 más que en todo el año 2009.
El secretario de Estado de Hacienda aseguró ayer que la evolución de los ingresos por IVA en los tres meses transcurridos tras el alza del tributo demuestra que el consumo mantiene un cierto crecimiento, pese a los augurios que algunos habían realizado sobre la caída que provocaría el alza del impuesto.
Y es que, finalmente, la subida del IVA no se ha trasladado totalmente a precios, sino que comerciantes y productores han asumido buena parte del alza del tributo. Según fuentes de la Fundación de las Cajas (Funcas) consultadas por ABC, los precios han subido entre cinco o seis décimas como consecuencia del incremento impositivo, mientras otra cantidad similar ha sido absorbida por los empresarios a costa de sus márgenes.
Comercio al por menor
En Funcas, sin embargo, no se tiene tan claro como en el Ministerio de Economía que estas cifras de recaudación demuestren que no se ha producido una caída del consumo. De hecho indicadores como el desplome en las matriculaciones de vehículos o el conocido ayer de la caída del índice del comercio al por menor, indican lo contrario.
Según las cifras hechas públicas ayer por el INE, las ventas del comercio minorista han caído en septiembre un 2,9% en tasa interanual, y un 1,3% en los nueve primeros meses del ejercicio. O lo que es lo mismo, el anticipo de las compras en los meses previos al alza del IVA no ha compensado las caídas posteriores, ya que la media anual sigue siendo inferior a la registrada el año pasado. Los datos de ejecución presupuestaria ponen asimismo de manifiesto una caída del 21% en el Impuesto de Sociedades por la caída de beneficios y la compensación de pérdidas de años anteriores.

Ayer se hizo también pública la evolución del superávit de la Seguridad Social, que se ha reducido un 21% hasta septiembre, al situarse en los 9.476,3 millones de euros, un 0,9% del PIB.