Controla tu lenguaje corporal

0
1930

Una de las claves para hablar eficazmente en público

Aunque los autores de este manual afirman que «la gesticulación y la forma de moveros tiene su importancia» (de hecho, existe toda una ciencia que estudia el lenguaje del cuerpo), recomiendan no obsesionarse con ello: «lo mejor es la naturalidad». Aun así, nos ofrecen algunas pautas básicas a tener cuenta, como que «es mejor hablar de pie que sentado, se atrae más la atención de la audiencia y se transmite naturalidad» y los siguientes aspectos a tener en cuenta:

Las manos

√ Mostrar las palmas de las manos se asocia con sinceridad, honestidad y confianza.

√ Esconder las manos, rascarse la nariz o la boca delatan falta de sinceridad o engaño.

√ La palma hacia el suelo denota poder.

√ ¡Atención al índice estirado!, es acusador y puede resultar insultante.

√ Agarrarse con fuerza al atril o al micrófono, meterse las manos en los bolsillos o cruzar con fuerza los brazos exterioriza tensión.

√ Evitar la gesticulación excesiva y nerviosa o situar manos y brazos por encima de la cabeza.

√ Mejor mantener las manos siempre a la vista, entre la cintura y los hombros.

√ El puño cerrado a la altura del pecho refuerza una aseveración.

√ Abrir los brazos y mostrar las palmas apoya la convicción en el concepto.

Los pies

√ Los pies deben situarse en paralelo y hacia delante, no cruzarlos ni siquiera cuando estéis detrás del atril.

√ Cruzar piernas y brazos cuando se esta sentado transmite cerrazón al diálogo o a la participación.

√ Las piernas separadas, de pie, reflejan una clara intención de dominio.

La postura

√ De pie se estará erguido, con la espalda recta, sin sacar pecho ni elevar los hombros, así facilitaremos la respiración.

√ La barbilla debe quedar paralela al suelo para permitir la entrada al aire y facilitar la voz.

√ Si estáis sentados, hacedlo sobre la primera mitad del asiento manteniendo la espalda recta.