La Cuarta Revolución Industrial acabará con 5 millones de puestos de trabajo

0
1401

Un informe del World Economic Forum, presentado en Davos, concluye que la digitalización de la industria supondrá la desaparición de 7,1 millones de empleos, y la creación de 2,1 millones de nuevas posiciones para 2020.

El debate sobre el impacto de la digitalización en el empleo no es nuevo, y existen teorías para todos los gustos. En el marco del Foro Económico de Davos, el World Economic Forum (WEF), ha presentado un informe nada tranquilizador al respecto.

Según este informe, bajo el título «The future of Jobs», la llamada Cuarta Revolución Industrial podría afectar a 7,1 millones de trabajadores entre los años 2015 y 2020, debido a la automatización de tareas y la desaparición de intermediarios. En ese tiempo, también se creará nuevo empleo: unos 2,1 millones de puestos de trabajo, la mayoría relacionados con las nuevas capacidades y habilidades digitales (ingenieros, informáticos y matemáticos, principalmente).

Esto supondría, según el WEF, la desaparición neta de 5 millones de puestos de trabajo hasta 2020.

LOS PUESTOS QUE DESAPARECERÁN…

De los 7,1 millones de empleos afectados, dos tercios (4,76 millones) se concentrarán en tareas de tipo administrativo. También las actividades productivas y manufactureras se verán fuertemente impactadas (1,61 millones), aunque en este caso «existe margen para la recolocación y mejora de la productividad a través de la tecnología», dice el informe.

El tercer ámbito donde más trabajo se destruirá será el de la construcción y extracción (casi 500.000 puestos).

… Y LOS QUE SE CREARÁN

Para 2020, según la investigación del WEF, los trabajos de nueva creación pueden clasificarse en dos grandes grupos: por un lado, los analistas de datos, que ayuden a las empresas a tomar mejores decisiones; y por otro los representantes de ventas especializados, pues todas las compañías necesitarán reforzar la percepción de valor de su marca y su capacidad de comunicar lo que hacen a sus clientes.

Asimismo, se prevé que las empresas de energía, medios de comunicación y entretenimiento demanden una nueva categoría de directivos que les ayuden a lidiar con la incertidumbre y la disrupción en sus modelos de negocio.

UN MUNDO EN CONSTANTE CAMBIO

Se estima que el 65% de los alumnos de educación Primaria trabajarán en empleos que no existen en la actualidad. Se trata de un proceso que ya se ha iniciado y que se desarrollará en varias etapas:

Impacto ya percibido

Mayor volatilidad geopolítica
Internet móvil y cloud computing
Avances en computación y big data
Crowdsourcing, economía colaborativa y plataformas P2P
Incremento de las clases medias en países en desarrollo
Rápida urbanización
Cambio en los entornos laborales y modalidades flexibles de trabajo
Cambio climático, limitación de recursos naturales y transición a economías más verdes

2015-2015

Nuevas fuentes de distribución de energía y tecnología
Internet de las Cosas
Manufactura avanzada e impresión 3D
Mayor esperanza de vida y envejecimiento de la población
Preocupación social por la ética y la privacidad
Mayores aspiraciones y poder económico de la mujer

2018-2020

Robótica avanzada y automoción autónoma
Inteligencia artificial y machine learning
Materiales avanzados, biotecnología y genómica
Como es evidente, esta revolución tecnológica influirá en las políticas de captación, retención y promoción del talento en las organizaciones. En este sentido, el WEF incluye una serie de recomendaciones genéricas, como la flexibilización de las plantillas, la formación continua o la reconversión de los propios departamentos de RRHH.

Noticia extraída de: expansión.com