Cada vez más clientes compran a través de las aplicaciones

0
1510

En los últimos meses ha aumentado el uso de las ‘apps’ móviles para hacer pequeñas adquisiciones en lugar de realizar grandes pedidos a través de la web.

Hana Pugh, una organizadora de eventos de 29 años y reciente madre, compra online la mayoría de los artículos para su bebé. Pero no utiliza su ordenador, sino que prefiere usar su móvil. «Es mucho más rápido sacar el teléfono y clicar en el botón de comprar que iniciar mi sesión en el portátil», afirma Puigh, que normalmente recurre a la aplicación de Amazon para adquirir los pañales y toallitas.

Comprar en una pantalla pequeña solía ser muy engorroso. Pero a medida que las personas pasan más tiempo pegados a las pantallas de sus smartphones, las compañías desarrollan apps para facilitar la navegación, otorgar recompensas, ofrecer los productos adecuados e inducir a la compra. Estos cambios pueden revolucionar la industria creando nuevos hábitos de consumo y modificando las técnicas de venta. En lugar de hacer un gran pedido desde su ordenador, a lo largo del día los consumidores realizan pequeños encargos desde sus teléfonos móviles.

Varios negocios han conseguido aprovechar estos impulsos de compra para vender algunos de sus productos, pero deben tener cuidado pero no resultar demasiado invasivos. Zappos.com, una marca de zapatos, está probando con tecnología que destaca diferentes artículos según el dispositivo que se está utilizando, mientras que Target Corp. ofrece cupones de descuento a los clientes que abren la aplicación cuando están en sus tiendas. Por su parte, la firma de moda ModCloth Inc. propone diferentes vestidos en función del lugar en el que se encuentran los clientes.

Pero vender a través de los smartphones también plantea otros retos. Cuando los clientes adquieren un único artículo en lugar de varios, se encarecen los gastos de envío. Además, la mayoría de los internautas todavía se conecta para ver los productos, pero no se decide a comprarlos.
Durante el último año, el consumidor medio estadounidense utilizó aplicaciones durante 3 horas y 5 minutos al día, mientras que sólo estuvo 51 minutos navegando por Internet, según los datos obtenidos por eMarketer. Esto ha provocado que muchos negocios hayan destinado los recursos que antes dedicaban a impulsar su página web a desarrollar sus propias apps.

«A través de los smartphones podemos acceder a los consumidores potenciales en cualquier momento», explica Peter Szulczewski, director general de Wish. Esta compañía de San Francisco ha creado una experiencia online que imita a un centro comercial, con un inventario casi interminable en el que hay ofertas especiales y a través del cual el internauta se puede desplazar. Algunas aplicaciones, como la desarrollada por Tophatter Inc., identifican el modelo de móvil que está utilizando el cliente para estimar su poder adquisitivo. «Hemos comprobado que cuanto más caro es el dispositivo que tienes, es más probable que realices compras más elevadas», asegura el director general de la compañía, Ashvin Kumar.

El gran objetivo para el futuro de las empresas es seguir captando a los consumidores más impulsivos a través de esta vía. «Cuando voy a un bar por las noches, veo a mucha gente que ha bebido y empieza a comprar», destaca Alan Tisch, director ejecutivo de la app de moda Spring Inc. «A lo mejor ahí tenemos una oportunidad de negocio», concluye.

Derivar clientes a la tienda
La mayoría de los consumidores todavía realiza sus compras online utilizando sus portátiles. Ryan McIntyre, director de márketing de la empresa de moda masculina JackThreads Inc., señala que la compra habitual a través de la página web de la compañía es cinco veces más cara que la que se realiza mediante la aplicación. Pero también señala que, en un período de seis meses, los clientes se conectan un 10% más a través de sus teléfonos móviles. Por tanto, a través de estos dispositivos se puede conseguir aumentar el volumen de ventas en la web. Casi el 40% de las transacciones que se realizaron desde un ordenador fueron motivadas porque el consumidor había visitado antes su aplicación o la página de la compañía adaptada al formato móvil, según los datos de Criteo, firma especializada en el márketing digital.

Noticia extraída de: expansión.com