Subida del SMI: ¿cómo afectará al autónomo?

0
854

El actual ejecutivo aprobó la semana pasada mediante Consejo de Ministros la mayor subida del Salario Mínimo Interprofesional en los últimos 30 años hasta alcanzar los 707.6 euros, 52,4 euros más de lo fijado en la actualidad. Esta medida, que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2017, beneficia a trabajadores asalariados con bajos ingresos pero también influye directa o indirectamente en los más de 3,5 millones de autónomos y pymes de este país. ¿Cómo les afecta este incremento?

1. Autónomos societarios con trabajadores contratados

Las empresas con trabajadores a su cargo tendrán la obligación de ajustar los sueldos de cara al próximo año para que ningún miembro de la plantilla cobre por debajo de este umbral, lo que sería una ilegalidad, con idenpendencia del tipo de contrato. Este ajuste supondrá un coste salarial de 1.000 euros por cada empleado.

Esto supondrá un coste salarial de 1.000 euros por cada empleo

La subida del 8% del SMI supone también una subida en el mismo porcentaje de la base mínima de cotización en el Régimen General y por ende de la de los autónomos societarios, cuya base mínima de cotización asciende actualmente a los 1.067,40 euros y alcanzará los 1.152,80 euros .

2. Más SMI, menos altas en autónomos

Son muchos los emprendedores o trabajadores que prestan servicios eventuales y no alcanzan el Salario Mínimo Interprofesional estimado hoy por hoy en 655,20 euros. Aunque estos trabajadores tienen el compromiso de rendir cuentas fiscales, sin embargo, según jurisprudencia no están obligados a darse de alta en autónomos.

Esta subida del 8% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hará más habitual este tipo de situación, con lo que previsiblemente disminuya el número de altas en el RETA en pro de lo común de otras formas jurídicas como las cooperativas por trabajo asociado.

3. Reactivación de la economía, clave para los autónomos

Pero no todos los efectos conllevan perjuicio para el autónomo. Cabe pensar que a más ingresos, mayor consumo. Esta fórmula directamente proporcional puede resultar simplista pero no lo es. Está demostrado que a más salario mayor demanda, algo que contribuirá a reactivar la economía y por ende la del autónomo, especialmente la de aquellos pertenecientes al comercio minorista.

Todo esto se tiene en consideración a la hora de subir el IPC, de hecho los cuatro factores que se han tenido en cuenta en esta mejora salarial son: IPC, productividad, incremento de la participación y la situación económica en general.

4. EL SMI más cerca del salario medio del autónomo

Hace unos días nos hacíamos eco del salario medio del autónomo establecido, según las estadísticas publicadas por la Agencia Tributaria correspondientes al IRPF de 2014, en 751 euros, tan sólo 44 euros más que el nuevo salario mínimo fijado. Teniendo presente esta comparativa se puede establecer que la brecha salarial entre asalariado con ingresos mínimos y autónomo con renta media se va estrechando.

Noticia extraída de: infoautonomos.eleconomista.es