Consejos para saber comportarse el primer día en un trabajo nuevo

0
1574

Los nervios y la incertidumbre son sensaciones habituales entre las personas el primer día que van a trabajar a una nueva empresa. El proceso de integración en un nuevo grupo no es sencillo, y no se dá de un día para otro, pero es importante causar una buena impresión el primer día.

¿Cómo me recibirán? ¿Será todo como me han contado? ¿Sabré realizar el trabajo que se me pida? ¿Será fácil integrarse? Son algunas de las preguntas que pueden surgir durante la primera jornada. Para superar esas dudas, Maria Rubies, coach y directora de CV Coach, ofrece una serie de consejos en un artículo en el portal de empleo Infojobs, que facilitan el priemr contacto en los primeros días en un nuevo puesto.

1. Ser uno mismo

Tratar de ser la mejor versión de uno mismo para causar una buena impresión está bien, pero hay que evitar fingir otran forma de ser, porque el día a día acabará mostrando la verdadera personalidad. Por lo tanto, el primer día hay que tratar de ser uno mismo, sin forzar las cosas.

2. Preguntar

No hay que quedarse con dudas nunca, y los primeros días menos. Incluso se puede hacer un listado con las principales cuestiones que se plantean sobre los procesos, la organización o cualquier otra cosa relacionada con el puesto.

3. Darse a conocer

Hay que darse a conocer, contando a los nuevos compañeros quién eres, a qué te dedicabas y principalmente qué vas a hacer en la empresa (tareas a desempeñar, departamento al que se pertenece, etc.). Hay que dejar la timidez atrás y establecer contacto con los nuevos compañeros.

4. Escuchar

Hay que quedarse con todas las explicaciones de los superiores o los compañeros. Aunque haya cosas con las que no se esté de acuerdo, o se crea que algunos procesos se pueden mejorar, el primer día toca escuchar y aprender.

5. Equivocarse

Equivocarse no solo es humano, sino también habitual en los primeros días. No hay que tener miedo de fallar. Se uno comete un error debe reconocerlo y pedir ayuda para evitar que el fallo vuelva a cometerse.

6. Proactividad

La empresa y los compañeros agradecerán que el nuevo pregunte y se ofrezca a hacer cosas, y que no se quede en su sitio esperando a que las órdenes lleguen.

7. Integración

Hay que tratar de integrarse en el grupo, apuntándose a las actividades que puedan formar parte de la cultura de la empresa (la comida de los viernes, llevar un desayuno el primer día o los cumpleaños, comprar bollos los festivos que toca trabajar…). Además, hay que fijarse en los compañeros para conocer las reglas (escritas o no) que rigen la empresa.

Noticia extraída de: eleconomista.es