Como gestionar adecuadamente el recobro de impagados

0
217
impagos cobro recobros asesores deudas

La importancia para cualquier negocio de realizar una buena gestión de cobro para las facturas y así recibir un pago a tiempo es innegable, con mayor incidencia en el caso de los autónomos pues suelen tener unos presupuestos más ajustados que se ven más fácilmente distorsionados por un impagado de un cliente relevante. Por ello hay que tomar medidas que prevengan esta situación, intentar evitarla y, si se produce, tener preparado un sistema para subsanar la incidencia de la mejor manera posible. Si nuestros propios recursos no son suficientes, tenemos la opción de recurrir a marcas especializadas en recobros

Las empresas españolas terminaron el año 2018 empeorando ligeramente su retraso en los pagos, que se extiende de media a 13,30 días sobre la fecha prevista.

Prevenir para evitar problemas de cobro

La prevención es la mejor manera de evitar encontrarnos ante la desagradable situación de un impagado. Para ello es importante analizar la solvencia y el riesgo que presentan las empresas con las que vamos a trabajar de no pagar a tiempo.

Hoy en día, aplicando la Inteligencia Artificial y el Machine Learning es posible tomar estas decisiones de forma rápida con menores probabilidades de equivocarnos, pero lo cierto es que todavía hay pocas compañías que emplean estos sistemas. Y en el caso de los autónomos las dificultades de implantación son todavía mayores.

Cómo actuar para recobrar un impagado

Ante una situación de impagado, sobre todo en el caso de que se trate de un cliente con el que no hayamos tenido problemas en el pasado, lo primero es contactarle e intentar subsanar el problema. Puede ser un simple error administrativo o una circunstancia puntual para la que puedan fijarse, de forma amistosa, unos plazos que le faciliten abonar la factura.

Si este acercamiento directo no produce los resultados deseados, o sea el cobro del pago pendiente, deberemos recurrir a otro tipo de medidas. Es en este caso cuando, de forma sencilla y totalmente online, podremos utilizar los servicios de recobro que ofrecen marcas como eInforma, que facilitan la inclusión del moroso en el fichero Icired, con las desventajas que para su reputación tiene y el coste que le puede suponer a la hora de buscar financiación, ya que lo consultan diariamente bancos, entidades financieras, empresas de telecomunicaciones y suministros, compañías de seguros, profesionales, etc. El grado de éxito en el recobro llega al 58 % para deudas de hasta 10.000 € de personas jurídicas y de menos de un año.

Podemos optar entre distintas modalidades de recobro, según sean nuestras necesidades:

Reclamación de impagos básica. El impago se reclama mediante carta certificada y el deudor queda incluido en el fichero de morosidad Icired.

Reclamación de impagos burofax. El impago se reclama mediante un burofax (dando un plazo de cinco días para el abono de la deuda) y el deudor queda incluido en el fichero de morosidad Icired. Además, si se trata de un deudor con personalidad jurídica (empresa), será posible acceder al impago de dicha deuda a través de Google.

Reclamación de impagos notarial. El impago se reclama mediante un notario, incluyendo la compensación por el IVA pagado a la Agencia Tributaria (dando un plazo de cinco días para el abono de la deuda), y el deudor queda incluido en el fichero de morosidad Icired. En caso de que el deudor no pague la deuda se le envía una segunda carta certificada informándole de su inclusión en Icired.

Noticia extraída de infoautonomos.eleconomista.es