Cinco tareas que debe realizar una empresa antes de irse de vacaciones

0
1221
cerrado por vacaciones vacaciones cerrado

El verano ya ha llegado y los niños ya han empezado sus vacaciones escolares. Signos de que se acerca el momento en el que las empresas deben colgar el cartel de «cerrado por vacaciones». O, al menos, para que el jefe se coja unos días o semanas libres.

Pero para poder disfrutar de unas vacaciones con tranquilidad, las empresas deben antes llevar a cabo una serie de tareas. «Organizar bien los trabajos pendientes y planificar adecuadamente el trabajo previsible e inesperado es indispensable para poder disfrutar merecidamente de las vacaciones«, señala Fernando Ruiz-Beato, socio de RB Ruiz Beato Abogados.

Para ayudar a las empresas a dejar bien atados sus deberes antes de irse de vacaciones desde RB Ruiz Beato Abogados han dado a conocer las cinco cosas que las compañías deben de hacer antes de cerrar por vacaciones:

1. Estructurar las vacaciones

Aunque agosto sigue siendo el mes por excelencia de vacaciones, pocas empresas cierran ya sus puertas todo el mes. Lo habitual es que si disminuye su actividad, también lo haga el número de empleados dedicados a la misma. Por tanto tener una organización de vacaciones adecuada no sólo ayuda a los empleados a planificar y conciliar mejor sus vacaciones, sino que también permite seguir atendiendo a los clientes con la diligencia debida. La empresa siempre tiene que contar con recursos y medios para poder sacar adelante su actividad y cubrir cualquier imprevisto. No solo ante un aumento inesperado de actividad sino también de cualquier suplencia o baja de cualquiera de sus trabajadores que también ocurren durante las vacaciones.

2. Notificación a las Administraciones

Antes de irse de vacaciones deberá haber cumplimentado y presentado cualquier obligación formal, ya sean impuestos trimestrales, impuesto de sociedades, depósito de cuentas… sino lo ha hecho con anterioridad es muy recomendable comunicar tanto a la Tesorería de la Seguridad Social como a la Agencia Tributaria que usted se encuentra de vacaciones, para que durante dicho periodo no se le notifique ninguna resolución y, en consecuencia, no corran plazos para contestar alegaciones.

3. Organizar pagos y cobros

Antes de iniciar las vacaciones, hay que dejar las instrucciones adecuadas para que durante dicho periodo no se incurra en morosidad y por tanto se desatienda a nuestros proveedores ni por otro lado, para dejar de cobrar cantidades provenientes de ingresos ya facturados, que muy posiblemente a la vuelta de las vacaciones, tras lo gastado y la disminución de ingresos por menor actividad, serán de muchísima utilidad para reactivar la actividad.

4. Culminar negociaciones

Desde un punto de vista de negocio estratégico, es conveniente zanjar cualquier asunto que esté abierto y que pueda ser objeto de resolución. Además de dejar los deberes hechos podrá descansar y desconectar durante el disfrute de las vacaciones y no estar siendo interrumpido constantemente. No olvide dejar un mensaje automático que comunique a quien le envíe un correo que está ausente o en periodo vacacional y si puede redireccionar los mismos a otro trabajador, que en todo caso le pueda llamar si realmente se trata de algo trascendente o de urgencia.

5. Organizar los cambios

Muchas empresas aprovechan el periodo de vacaciones para realizar cambios, desde reformas en la oficina, traslados, reestructuración de personal, nuevos emprendimientos. Posiblemente sea la mejor época para poder llevarlos a cabo y la mejor época para dedicarles tiempo y pensar para tomar futuras decisiones, pero hay que tener en cuenta que dichos cambios deben de haberse realizado antes de la vuelta de vacaciones o las decisiones tiene que estar tomadas con anterioridad a la reincorporación, para que la actividad de la compañía no se vea afectada con el inicio del trabajo habitual tras las vacaciones.

Noticia extraída de: eleconomista.es